TUS TENTACIONES TIENEN UN LIMITE

DEVOCIONAL

TUS TENTACIONES TIENEN UN LÍMITE

Agosto 12 de 2023

El concepto religioso de tentación es; la provocación o incitación por parte de Satanás (el Diablo) a acceder, obedecer o no obedecer, aceptar o no aceptar; hacer o dejar de hacer y decir o dejar de decir.

El concepto intelectual de tentación es; el deseo de realizar una acción inmediatamente agradable pero probablemente dañina a largo plazo, por multitud de razones: legal, social

El concepto religioso muestra solo a satanás cómo quien tienta. Pero la segunda descripción indica que es un deseo, es decir que es nuestro propio conocimiento de algo lo que nos impulsa a repetirlo, hacerlo o disfrutarlo. Es decir que debemos ver la tentación con un conocimiento más amplio, la tentación llega desde afuera (el diablo) pero también desde adentro (nosotros mismos)

Una parábola cuenta:  El diablo soltó a un caballo que estaba en un potrero, el caballo fue hasta el huerto de una finca vecina y comió y daño el huerto. Cuando el dueño del huerto vio esto enfurecido mato al caballo; cuando el dueño del caballo se enteró fue con sus hijos y reclamando enfurecidos mataron al dueño de la finca vecina.

Cuando los hijos y la esposa se percataron de lo sucedido, llenos de cólera fueron dónde los dueños del caballo y mataron al señor y a sus hijos y golpearon a la señora de la casa. Los pobladores de la zona se enteraron y en una turba fueron hasta la finca y mataron a la familia y quemaron toda la finca.

Predicadores y creyentes de la zona comenzaron a orar y a reprender al diablo por todo lo sucedido, a lo que el diablo les contesto: yo solo solté al caballo. La moraleja es simple, no culpemos de toda tentación en que caemos al diablo,  nuestros deseos , sentimientos y conocimiento de lo vivido son fuente de tentación constante, la mayoría de las veces el diablo solo nos muestra lo que ya el sabe que nos gustó al probarlo en algún momento.

1 Corintios 10:13 nos habla de que las tentaciones que recibimos son comunes a nuestro género humano (es decir, a lo que conocemos); pero también nos indica que Dios no permitirá que seamos tentados más allá de nuestros límites y que además nos dará una salida a esa tentación. Mateo 26:41 nos advierte que estemos atentos a las tentaciones, pero nos aclara que las tentaciones atacan al cuerpo o la carne, es decir nuestra humanidad.

Proverbios 6:28  nos hace reflexionar diciendo "es posible caminar sobre brasas sin quemarse los pies ? ". Lo que quiere decir es que podemos hacer actos peligrosos pues somos libres de tomar decisiones; pero advierte que, toda decisión trae consecuencias consigo. Marcos 7:20-23 nos muestras como Jesús enseño que todos los males vienen desde adentro de nuestros corazones (alma o conciencia) y al salir contaminan a la persona. Hermano Anibal Fernández