UN AMOR INCONDICIONAL

DEVOCIONAL

UN AMOR INCONDICIONAL

Septiembre 26 de 2023

El significado de la palabra amor, según la Real Academia Española, dice que: es un sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser. 

“y Jesús se fue al monte de los Olivos. Y por la mañana volvió al templo, y todo el pueblo vino a él; y sentado él, les enseñaba. Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio; y poniéndola en medio, le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio. Y en la ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres.

Tú, pues, ¿qué dices? Mas esto decían tentándole, para poder acusarle. Pero Jesús, inclinado hacia el suelo, escribía en tierra con el dedo. Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella. E inclinándose de nuevo hacia el suelo, siguió escribiendo en tierra. 

Pero ellos, al oír esto, acusados por su conciencia, salían uno a uno, comenzando desde los más viejos hasta los postreros; y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio. Enderezándose Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó? Ella dijo: Ninguno, Señor. 

Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más.” Antes de comenzar, confesare dos cosas: 1. Se me hace difícil no copiar el texto completo de esta porción de la palabra. 2. Este es uno mis pasajes preferidos de la biblia, por la forma sabia de mi Señor Jesús al responder ante los acusadores y lo que el puedo haber estado escribiendo en el piso en ese momento.

Se que quizás muchos han escuchado hablar de la mujer adultera y quizás han leído a grandes exponentes de la palabra con respecto a este tema, pero, no dejare pasar la oportunidad de hablar del amor incondicional que nos enseña nuestro Señor Jesús en este pasaje.

1. Perdón y compasión: Jesús nos enseña que, ante el pecado, debemos ser compasivos y perdonar, que el juzgar solo le pertenece a Dios, ¿acaso estamos libres de pecado?  Jesús no esta aprobando el pecado de la mujer, pero tampoco la esta condenando, de hecho, al ser probado nuestro Señor Jesús, por los escribas y fariseos, estos solo buscaban un pretexto para acusarlo, si decía que no la apedrearan, decían que estaba violando la 

 ley, y si decía que la mataran, entonces lo acusarían ante los romanos por sublevación, ya que, en este tiempo, este derecho solo pertenecía a los romanos. Siempre buscaremos una excusa para juzgar a alguien.

2. Examinar nuestra conciencia: cuando Jesús dijo, que el que estuviera libre de pecado lanzara la primera piedra, la conciencia de los hombres que la acusaban los hizo alejarse de inmediato, antes de lanzar la piedra, analicemos nuestra conciencia, si debemos lanzar la piedra para lastimar a otra persona o si mas bien lanzamos nuestras piedras a Jesús como; el odio, la avaricia, el rencor, la tristeza,

la angustia, la depresión, la hipocresía, la lujuria descontrolada, los malos pensamientos, la lengua mentirosa y dañina, son estas piedra que debemos lanzar a Jesús, para que sea el quien quite esas cargas de nosotros, esas piedras que tanto nos pesan, hacen daño y nos apartan de él. 

3. Cambio de actitud: Jesús no hizo caso omiso al pecado de la mujer, la perdono y la invito a dejar el pecado, nuestro Señor Jesús, está listo para perdonar cualquier tipo de pecado, sin importar el que sea, confesarlo desde nuestro corazón, hacer un cambio de actitud y aceptar a nuestro Señor Jesús en nuestros corazones.

Conclusión: Siempre tendremos la necesidad de ese amor incondicional de alguien en nuestras vidas, que nos instruya, nos guie, nos oriente, nos abrace y nos brinde su abrigo y protección incondicional a través del perdón sin importar cual sea nuestro pecado y todo esto lo encontramos en nuestro Señor Jesucristo. Que el Señor añada bendición a su palabra. Hermano: Edison Alejandro Alvarez David.