FE NO ES EMOCIÓN

DEVOCIONAL

FE NO ES EMOCIÓN

Santiago 2:26

Agosto 27 de 2023

Confundir emoción, sentimiento y fe tiende ser algo común y fácil de lograr; y es que son conceptos abstractos, casi invisibles y al caminar tan estrechamente entre ellos entonces nos es difícil saber quien es quien en nuestro diario vivir.

Una emoción es el resultado por sentimientos fuertes en nuestra alma o pensamiento o corazón (que son las 3 formas de llamar a nuestro yo o ser interno. Ira, Alegria, Tristeza, Miedo, Desagrado son tal vez las emociones principales que podemos encontrar en nuestros corazones. 

Todas estas emociones son el reflejo de algún sentimiento producido por algún evento, ejemplo: obtener el empleo que anhelamos producirá un sentimiento de logro o satisfacción lo que será reflejado en una emoción de ALEGRÍA.

Visto de esta forma las emociones son el resultado de un hecho, es decir son nuestra respuesta humana a lo que ya a sucedido, otro ejemplo sería, si alguien cercano muere entonces nuestra emoción en respuesta a la muerte es tristeza.

Ahora entonces podemos ver la Fe de una nueva y más correcta forma. La fe es el estado presente de un evento del futuro. Es decir que experimentamos fe cuando en nuestro presente disfrutamos lo que esta en nuestro futuro, es decir que aun no vemos o tenemos.

En muy pocas palabras; los sentimientos son reflejo del pasado y la fe es reflejo del futuro. Pero presionando aun más, Santiago 2:26 nos dice que una fe sin obras, es una fe muerta. Esto se traduce así, en vez de sentir emociones por fe, debemos realmente actuar por fe.

En otras palabras la fe es una palabra que denota acción, prácticamente estamos delante de un verbo que ciertamente es muy difícil de conjugar. Actuemos por fe, vivamos la fe, disfrutemos desde hoy un futuro que seguramente se convertirá en presente. Hermano Anibal Fernandez