LA VOLUNTAD DE DIOS

DEVOCIONAL

LA VOLUNTAD DE DIOS

Lucas 22.39-42

Julio 27 de 2023

El día de ayer, mientras salía del gimnasio, a las afueras del parqueadero, me encontré con un compañero del gimnasio, él subía la rampa del parqueadero y en sus manos subía una bicicleta, la verdad, fue que yo, no lo había distinguido a distancia, lo cierto es, que mi mirada fue fugaz y poco observadora, solo cuando estaba pasando al frente de él, escuché que me dijeron, “ entonces ya vas para la casa” yo volteo mi mirada y puede observar que era él, yo le respondí; si, ya voy para la casa y, ¿ vos, ya para la casa en cicla? Él me responde, “ si, ya estoy muy cansado” al ver su bicicleta, le pregunte, ¿ tu bicicleta es eléctrica? A lo que él me respondió “no pedalee y verá que no llega a ninguna parte” yo solo me reí y dije así es!!

La verdad, fue que, esa respuesta la tomé para mi, solo pensaba cuánto hay que esforzarse para poder alcanzar una meta, un propósito u objetivo en la vida, a lo que pensé que nada es fácil en la vida y que a eso es a lo que nuestro Padre Celestial nos invita hacer, su voluntad es que estemos en él, que nos esforcemos y seamos valientes, fue así que nuestro Dios, Jehova de los Ejércitos le dijo a Josué, cuando asumió el liderazgo que había dejado Moises.

“Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.” Josué 1:9 Vamos analizar la voluntad de Dios en nuestras vidas. Que seamos valientes, esforzados sin miedo y temor, a que alcancemos nuestras metas, sueños y propósitos, cuando estos están alineados con su voluntad. No desfallecer ante las situaciones adversas, por muy difícil que se vean, por grande, largo y ancho que se vea el desierto, por qué tenemos un Dios grande fuerte y poderos, que cuida de nosotros y promete no dejarnos en medio de la adversidad.

Que nunca nos apartemos de sus caminos, que no caigamos en las delicias de la tentación y el pecado, para que nuestro camino sea prosperado y nunca apartarnos de su presencia, pues él prometió ser fiel en todo tiempo y lugar. Es claro que, esforzarnos no es fácil, que esforzarse es de valientes y será más fácil cuando la presencia de Dios va con nosotros, que la frustración y el fracaso serán minimizados por la fidelidad que promete en nuestras vidas, pero, ¿ seríamos capaces de ser valientes en aceptar la voluntad de Dios en nuestras vidas en esos momentos difíciles? Fue valiente Job cuando le dijo a su esposa que aceptaría la voluntad de Dios aun, en el momento difícil que pasaba por su vida en ese momento.

“Y él le dijo: Como suele hablar cualquiera de las mujeres fatuas, has hablado. ¿Qué? ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos? En todo esto no pecó Job con sus labios.” Job 2:10

En conclusión, cualquier situación que estemos atravesando sea buena o mala, sea de triunfo o pérdida, de alegría o tristeza, siempre debemos aceptarlas como la voluntad de Dios en nuestras vidas, que nunca debemos dejar de esforzarnos y ser valientes, que las bendiciones hay que buscarlas y esforzarnos por ellas, por qué Dios promete estar con nosotros durante el camino, que su fidelidad es constante y no por momentos. *Que el Señor añada bendición a su palabra. Hermano: Edison Alejandro Álvarez David.