GRATITUD

DEVOCIONAL

GRATITUD

Job 2:9-10

Octubre 3 de 2023

Cuando era niña recuerdo que en la tv presentaban un juego donde jugaban abriendo unas puertas con unas llaves, el juego consistía en que había varias puertas y varios jugadores y a cada uno le entregaban muchas llaves, Básicamente le daban al participante un determinado número de llaves y el participante debía atravesar múltiples puertas en el menor tiempo posible. Al final de todas las puertas estaba el gran premio.

Uno de los retos más grandes de este juego es que todas las llaves eran similares en tamaño y forma, mas no eran las mismas porque cada llave abría una puerta determinada, lo que obliga al concursante a probar una por una las llaves, hasta encontrar la llave correcta que abriera la puerta que necesitaba abrir hasta llegar a la última donde estaba el gran premio, la verdad, el juego era emocionante, porque los premios que daban eran realmente buenos. no se si algunos de ustedes tuvieron la oportunidad de ver este programa.

La verdad, traigo este recuerdo y tema del juego a este momento de reflexión, ya que, esto me llevo a reflexionar y verlo por la parte espiritual. Para mí, al igual que en este juego, en el mundo espiritual existen muchas puertas y muchas llaves. Saber la utilidad de cada llave es importante para alcanzar el propósito de Dios en nuestras vidas y alcanzar madurez espiritual. Algunos ejemplos de llaves espirituales son la oración, la adoración, la honra, la obediencia, la fe y la gratitud.

Lucas 17: 11-19, vamos a centrarnos en este pasaje, lo voy a resumir. la palabra nos muestra la historia de 10 leprosos que salieron al encuentro de Jesús y le clamaron por misericordia para que los sanara. Cuando Jesús los vio les dio la instrucción de presentarse delante del sacerdote y en el camino fueron sanados de la lepra. A pesar de que los 10 leprosos fueron sanados, solo 1 regresó a mostrar su gratitud a Jesús por sanarlo.

Al igual que en el juego de las llaves, en esta historia hay 3 puertas y 3 llaves. La primera puerta es Jesús, los 10 leprosos accedieron esa puerta por medio del clamor para ser sanados por nuestro Señor Jesucristo. La segunda puerta es la de sanidad, ellos abrieron esa puerta utilizando la llave de la obediencia, Jesús les dio una instrucción y al obedecerla fueron sanos. Por último, la tercera puerta es la de salvación, esa puerta la abrió solamente 1 de los 10 leprosos. Esa puerta se abrió utilizando la llave de la Gratitud

Esta historia es un recordatorio para nosotros de la importancia de ser agradecidos. La gratitud es una llave que nos da acceso a cosas que no sabemos. En el caso de este leproso, le trajo salvación a su vida. Cuando tenemos necesidad o estamos en problemas somos como esos 10 leprosos que desesperadamente venimos delante de Dios para que nos ayude y nos saque del aprieto, pero cuando Él nos ayuda, en muchas ocasiones ni siquiera reconocemos que fue 

Él quien nos ayudó o no le agradecemos por contestar nuestra petición. La gratitud es voluntaria y habla de cómo está el corazón de la persona. Cuando agradecemos a Dios estamos dándole gloria a Él y reconociendo que lo que tenemos se lo debemos a Él.

Dios es bueno, Dios es fiel, Dios es poderoso, Dios es misericordioso, Dios es amoroso, Dios es Dios. En este día, te invito a darle gracias a Dios por lo que ha hecho en tu vida. Dale las gracias porque estás vivo, porque tienes que comer, por tu familia, dale las gracias por los momentos buenos que trajeron alegría a tu corazón y dale las gracias por los momentos no tan buenos que te hicieron más fuerte y te ayudaron a ser quién eres hoy. Dios les bendiga por medio de esta palabra Hermana: Laura Vásquez