FIJAR MI MIRADA EN DIOS

DEVOCIONAL

FIJAR MI MIRADA EN DIOS

Mateo: :33

Julio 30 de 2023

En algún tiempo de mi vida, el mundo y sus atracciones fueron mi atención permanentemente, mi mirada, solo estaba puesta en ello, yo decía ser un cristiano, sin serlo, pues no conocía del Señor y su palabra, tanto era mi mirada en el mundo, que alguna vez, pude juzgar a alguien, de que tenía mucho dinero, solo, porque tenía unos zapatos, que oscilaban entre los quinientos mil pesos y los trescientos mil pesos, mi imaginación fue más allá, cuando pude escuchar de aquella persona cuando me dijo “ yo vivo en una finca cafetera” mi asombro fue mucho más grande y,

mi mente mundana y materialista, solo, se imaginaba una gran comodidad material y económica, la verdad, es que, aquella persona, era de aquellas, cómo hubiera dicho un amigo mío con bicicleta “ no pedalee y vera que no llega” era una persona que no alcanzaba a  llegar al 10% de lo que yo me había imaginado, era una persona con grandes capacidades físicas e intelectuales, que trabajaba por tener una oportunidad de alcanzar todo aquello, que solo una mente con su mirada puesta en el mundo puede imaginar. 

“Al salir él para seguir su camino, vino uno corriendo, e hincando la rodilla delante de él, le preguntó: Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna? Los mandamientos sabes: No adulteres. No mates. No hurtes. No digas falso testimonio. No defraudes. Honra a tu padre y a tu madre. Él entonces, respondiendo, le dijo: Maestro, todo esto lo he guardado desde mi juventud. 

Entonces Jesús, mirándole, le amó, y le dijo: Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando tu cruz. Pero él, afligido por esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones.” S. Marcos 10:17, 19-22 RVR1960

En este pasaje de la biblia, podemos ver, que este joven que se le acercó a nuestro Señor Jesucristo, salió afligido y triste. ¿ será que él tenía su mirada puesta en Dios verdaderamente? Tres cosas vemos en este joven: * Reconocía a Jesucristo como; un hombre enaltecido, ungido, conocedor de la palabra y la verdad.

En este pasaje de la biblia, podemos ver, que este joven que se le acercó a nuestro Señor Jesucristo, salió afligido y triste. ¿ será que él tenía su mirada puesta en Dios verdaderamente? Tres cosas vemos en este joven: * Reconocía a Jesucristo como; un hombre enaltecido, ungido, conocedor de la palabra y la verdad.

Tenía conocimiento y creía en que después de partir de este mundo hay una vida eterna. Su conocimiento de los mandamientos (la palabra de Dios) era real y lo practicaba, pero, no genuino, por qué, su mirada estaba en lo material, en las riquezas y posesiones que tenía y no en Dios, por qué le faltaba el mandamiento principal, amar a Dios por sobre todas las cosas.

El dinero, no es lo malo, lo malo es colocar nuestra mirada en el, dejarnos dominar de él, colocarlo como prioridad en nuestras vidas, dejando de lado a Dios, quitarle el lugar que le pertenece, el primer lugar.

Cuando vemos en el versículo 21 que dice, “ Dios le amo” vemos que Jesús, ya sabía que el corazón del joven, no estaba con él. Fijemos nuestra mirada en las cosas eternas, en las cosas del cielo y no en las de la tierra, por qué la palabra dice “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.” S. Mateo 6:33 Que el Señor añada bendiciones a su palabra. Hermano: Edison Alejandro Álvarez David.